March 3, 2020
Taller de Criminalización
Este taller de criminalización es un recurso preparado por Comunidades Organizadas contra las Deportaciones (OCAD) y el Centro para la Nueva Comunidad (CNC). La clave para luchar contra el sentimiento anti-inmigrante es comprender que no se trata de delincuencia, sino de la criminalización.

Criminalización

Un recurso de Comunidades Organizadas Contra las Deportaciones (OCAD) y el Center for New Community (CNC)

Donald Trump está construyendo su presidencia explotando el sentimiento anti-inmigrante. Él ha centrado sus políticas en infundir temor hablando de crímenes reales o imaginarios, cometidos por inmigrantes.

Hacer comentarios denigrantes sobre los inmigrantes llamándolos criminales es una estrategia de cientos de años atrás. El Movimiento anti inmigrante ha adoptado esta estrategia y la ha convertido en un tema principal para impulsar su política nacional. Esto hicieron con Obama y con las administraciones pasadas, y lo continúan haciendo con más fuerza ahora.

La clave para combatir esto es entender que no se trata de delincuencia o crimen, sino de criminalizar.


¿Qué es la criminalización?


La criminalización es el acto de convertir una actividad en un crimen, o tratar a alguien o algo como un acto criminal.

• La posesión de marihuana se declaró ilegal a principios del siglo veinte durante un aumento de la inmigración que venía de México. Esto fue utilizado como una excusa para investigar y deportar inmigrantes mexicanos, muchos de los cuales utilizaban la marihuana como parte de sus prácticas tradicionales. Antes de que se criminalizara la posesión de marihuana, esta se usaba regularmente como medicina en los Estados Unidos. Ahora, el crimen de la posesión de marihuana se usa como una razón para encarcelar y deportar a personas de color. Los oficiales de policía específicamente concentran sus actividades de búsqueda de drogas en comunidades de color, aunque las comunidades blancas usan drogas con frecuencia similar. Fuente: Drug Policy Alliance


• Otras substancias también se han utilizado para criminalizar a las comunidades de color. Un ayudante del presidente Nixon admitió que la guerra en contra de las drogas era una excusa para criminalizar a los enemigos de la administración, "la gente izquierdista que se oponía a la guerra y la gente negra". Para los años 80, las penas federales por usar la substancia llamada crack eran 100 veces más graves que las penas por usar cocaína en polvo aunque estas drogas se derivan de la misma substancia, crack era asociada con las comunidades negras. Después de décadas de abogar por cambios , la disparidad en las sentencias entre crack y cocaína en polvo se redujo ahora a una proporción de 18 veces. Fuente: Drug Policy Alliance y CNN

• Estar en los Estados Unidos sin papeles es una ofensa civil o administrativa. Pero la nueva orden ejecutiva de Trump señala esencialmente a todos los inmigrantes indocumentados como prioridades para la deportación bajo el lenguaje de “perseguir criminales". Trump ha creado una nueva clase criminal de la nada, y tiene la intención de utilizar el poder estatal para tratar a las personas como criminales. Fuente: NPR

• Comunidades enteras pueden ser criminalizadas cuando la ley se aplica de manera parcial. Por ejemplo, la actividad policial en Chicago está desproporcionadamente concentrada en comunidades color. Esto significa que hay más retenes para detener a personas manejando bajo la influencia del alcohol en estas comunidades, y más cargos por delitos menores, conducta desordenada, y más detenciones y registros de personas. Este exceso de actividad policiaca resulta en mas personas de color siendo encarceladas, enviadas a centros de detención, o deportadas. Fuente: Chicago Tribune Diferentes comunidades de color han sido y son el blanco de la criminalización de formas distintas y que están conectadas. Las comunidades musulmanas y árabes son los principales objetivos de la vigilancia, pero también pueden ser criminalizados por ICE por su estatus migratorio. Las comunidades negras y latinas son los principales blancos de la criminalización basada en el uso de drogas o por "pertenecer a pandillas", pero otras comunidades de color son criminalizadas de manera similar. Los individuos también pueden experimentar varias formas de opresión basada en sus identidades, ya sean inmigrantes negros, latinxs musulmanes, asiáticos queer, o muchas otras combinaciones de identidades.

¿Cuál es el costo de la criminalización?


Estados Unidos encarcela a más personas per cápita que cualquier otro país del mundo. En 2017, 2.3 millones de personas están encarceladas y el 59% son personas de color -aunque sólo el 30% de la población en los Estados Unidos es gente de color. Es decir, 2.3 millones de familias separadas, 2.3 millones de vidas destruidas, 2.3 millones de gente cuya libertad ha sido robada, 2.3 millones de vidas con un potencial interrumpido. Los contribuyentes pagan $80 mil millones para encerrar a esta enorme cantidad de gente en instalaciones federales, estatales y locales. Pero el costo social es mucho mayor: los expertos estiman que es mayor a un billón de dólares. Por ejemplo, los salarios que pierden las personas encarceladas suman 230,000 millones de dólares. Los costos físicos y mentales del encarcelamiento también contribuyen a estos costos sociales, al igual que los costos para las familias que deben gastar dinero y tiempo visitando familiares en prisión, e incluso las tasas de
mortalidad más altas que resultan del encarcelamiento.

Compare estos costos con los recortes masivos a los servicios públicos en el presupuesto propuesto para 2018 de Trump, de acuerdo con el reportaje del Washington Post. La propuesta incluye:


• Recortes de $200 millones del programa que provee comida a mujeres, infantes y niños;

• Recortes de $3.7 mil millones en becas para programas después de clases y verano y capacitación de maestros;

• Recortes de $5.8 mil millones de los Institutos Nacionales de Salud;

• Recortes de $6.2 mil millones de programas de desarrollo comunitario y vivienda asequible;

• Recortes de $2.6 mil millones de programas para ayudar a las personas mayores de bajos ingresos a encontrar trabajo, programas de capacitación laboral para la juventud, y más;

• Recortes de $2.5 mil millones para protección del medio ambiente; Elimina programas para la prevención del cambio climático;

• Recortes de mil millones de dólares de las agencias culturales y artísticas, eliminando completamente la Fundación Nacional para las Artes y otras tres agencias.

¿Quién se beneficia de la criminalización?


La criminalización no sólo nos cuesta dinero; también ayuda a las grandes corporaciones a ser aún más ricas. Un enorme conjunto de industrias se benefician de la encarcelación masiva que resulta de los esfuerzos para criminalizar a las comunidades de color. Es difícil estimar la cantidad total de dinero que las corporaciones reciben debido al encarcelamiento masivo. Pero he aquí algunos ejemplos, de acuerdo al The New Yorker:

• La industria telefónica de las prisiones gana alrededor de $ 1.2 mil millones por año cobrando escandalosamente altos cargos por llamadas telefónicas desde la cárcel.

• La compañía Corizon Health es la mayor firma de atención médica de prisión del país. Gana $1.4 mil millones anualmente y ha sido demandada en más de seiscientas demandas de negligencia durante cinco años.

• Las compañías de comisarios ganan $1.6 mil millones de dólares al año cobrando hasta cinco veces más que el precio al por menor para los artículos básicos como el cereal.

• Las compañías de fianzas con fines lucrativos ganan un estimado de $ 3 mil millones por año.

Según los reportes del Washington Post, las compañías penitenciarias con fines de lucro, como la Corporación Correccional de América (CCA) y el GEO Grupo ganan un total de $3.3 mil millones anuales, en gran parte debido a la detención de inmigrantes. Estos grupos gastan aproximadamente $25 millones para hacer cabildeo y presionar al gobierno, a veces para que el gobierno apoye políticas que contribuyan a encarcelar aún a más gente. Más del 60% de los centros de detención de inmigrantes son de compañías privadas con fines de lucro.

Rol del movimiento anti-inmigrante en la criminalización


Además de los políticos, el gobierno y las corporaciones privadas, los grupos anti-inmigrantes no solo están hablando de criminalizar a los inmigrantes y a las comunidades de color. También están cabildeando activamente en el Congreso y desarrollando relaciones con la policía para implementar políticas que criminalizan a los inmigrantes.

Aquí tenemos algunos ejemplos:

• Personal del grupo extremista anti-inmigrante Centro de Estudios de Inmigración (CIS) regularmente testifica ante el Congreso. Ha promovido las políticas de criminalización para, por ejemplo, obligar a los departamentos de policía locales a ponerse en contacto con ICE sobre casos individuales.

• El grupo anti-inmigrante Federación para la Reforma de Inmigración Americana (FAIR) desarrolló una red de sheriffs a quienes ellos entrenan y utilizan para promover su trabajo. Estos Sheriffs son responsables de las decisiones policiales locales sobre el perfil racial (la práctica de usar la raza o etnicidad percibida como la base de sospecha de que alguien ha cometido una ofensa) la participación en programas de deportación como 287g, y más.

• Varios entrenadores anti-musulmanes recorren el país impartiendo entrenamientos prejuiciosos a los agentes locales de la ley que identifican a las comunidades musulmanas y negras como una amenaza, a veces señalando a líderes comunitarios específicos. Algunos miembros de estas comunidades son probablemente vulnerables a la deportación y estos propios cursos de formación promueven el racismo y el nativismo que impacta a todas las comunidades de color.

• El nuevo Fiscal General Jeff Sessions de Trump está en una posición significativa de poder para criminalizar las comunidades de color. Como Senador, Sessions colaboró estrechamente con FAIR y otros grupos que componen el movimiento anti-inmigrante, sirviendo como su aliado en Washington DC para defender su agenda.

Muchas de las políticas que criminalizan a las comunidades de color de manera diferente siguen operando usando una lógica racista similar. También a veces usan tácticas similares, como el perfil racial, haciendo a las comunidades negras, comunidades musulmanas, comunidades latinxs y otras, el principal objetivo de sus acciones. Las comunidades que quedan en las intersecciones de estas identidades, como los inmigrantes negros, pueden estar en riesgo desproporcionado de ser el objetivo de acciones en contra de ellas.

Fuentes

Drug Policy Alliance
CNN
National Public Radio
Prison Policy Initiative
Think Progress
St. Louis Today
Washington Post
The New Yorker
Grassroots Leadership

LINK

OCAD

Organized Communities Against Deportation
NUESTRO CONTENIDO
Noticias, campañas, y más.
Campañas
COVID19 Apoye a familias indocumentadas

Hay 11 millones de inmigrantes indocumentados que no son elegibles para un cheque de estímulo. Vea cómo puede apoyar a continuación

Campañas
Victoria de Wilmer

Wilmer Catalan había residido en los EE. UU. durante más de 10 años y, en marzo de 2017, agentes de ICE entraron ilegalmente a su hogar sin una orden penal o de consentimiento. ICE había llevado a cabo una redada basada en información falsa obtenida del Departamento de Policía de Chicago que indicaba que Wilmer pertenecía a una pandilla de Chicago.

Campañas
Victoria de Genoveva

El caso de Genoveva es una de las primeras victorias de OCAD. OCAD la apoyó en la presentación de una demanda contra el Departamento de Seguridad Nacional (algo que requiere mucho coraje). Como resultado, Genoveva obtuvo su visa U, está con su familia y continúa luchando por los demás.

Campañas
Borrar la Base de Datos de Pandillas en Chicago

Abogamos por la eliminación del uso de centros de detención y deportaciones, mecanismos de vigilancia y "reformas" que excluyen a los más criminalizados entre nosotrxs. Una forma de hacerlo es abogando por la eliminación de la base de datos de pandillas de la Ciudad de Chicago.

Herramientas
Taller de Criminalización

Este taller de criminalización es un recurso preparado por Comunidades Organizadas contra las Deportaciones (OCAD) y el Centro para la Nueva Comunidad (CNC). La clave para luchar contra el sentimiento anti-inmigrante es comprender que no se trata de delincuencia, sino de la criminalización.

Campañas
Victoria de Mohamed

Mohamed es un inmigrante indocumentado de Palestina que fue blanco del FBI por tener "afiliaciones terroristas". Mohamed estuvo en un centro de detención durante más de un año y no pudo ser deportado porque se lo consideraba "apátrida" dada su nacionalidad palestina.